Congregaciones misioneras femeninas con presencia en Chile

Existen cantidad de congregaciones y órdenes exclusivas para mujeres. Detallamos algunas de las más significativas y principales. Algunas de ellas laboran especialmente en Chile y otras tantas tienen presencia internacional:

  • Agustinas Misioneras:

es una vertiente de la rama de la Orden Agustiniana, siguen los pasos de San Agustín y tienen votos de castidad, pobreza y obediencia. Su origen se remonta al 6 de mayo de 1890. Fue creada por 3 mujeres que pertenecían a las Agustinas Terciarias del Beaterio de San Agustín de Barcelona. Se centra en los sectores más marginados como los niños, jóvenes y mujeres. Tienen presencia en muchos lugares del planeta.

  • Hermanas del Amor de Dios:rugendas_-_aldea_des_tapuyos

es una congregación de fieles seguidoras del amor de Dios. Fue fundada por el sacerdote Jerónimo Mariano Usera y Alarcón. Viven la espiritualidad a través de la proclamación del Evangelio. Realizan gran parte de su cometido en los centros educativos. Tienen muchas misiones en África en Angola, Mozambique, Cabo Verde y en Bolivia, Brasil, Cuba, Chile, Estados Unidos, Guatemala, México, Puerto Rico, Perú, República Dominicana en América. En Europa están presentes en Alemania, España, Francia, Italia y Portugal.

  • Misioneras Dominicas del Rosario:

esta congregación tiene por objetivo evangelizar a los más desfavorecidos. Fundada por Monseñor Ramón Zubieta y la Madre Ascensión Nicol Goñi. En América tienen una fuerte presencia misionera en países como Chile, Ecuador, Perú, Bolivia, Nicaragua, Guatemala, México, Puerto Rico y República Dominicana.

  • Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará:

fundada por el padre Carlos Miguel Buela el 19 de marzo de 1988, es una congregación religiosa de derecho diocesano. Junto con el Instituto del Verbo Encarnado y la Tercera Orden Secular conforman la Familia Religiosa del Verbo Encarnado. Su labor como esposas de Cristo es difundir su palabra. Mediante la educación en catequesis, colegios y/o ayudando a los más humildes.