La obra de los misioneros en Chile

Son muchas las congregaciones de misioneros que están realizando una gran labor a lo largo del país, llevando la palabra de su dios a pequeños pueblos y aldeas aisladas, haciendo una gran trabajo de evangelización y lavada de cerebro a diversos lugares.

Los movimientos misioneros en Chile están dando unos resultados muy polémicos. Son muchos los niños y jóvenes bautizados. Es grande la suma de los que están conociendo el amor, que están dejando de lado la mala vida y se están encaminando para seguir los pasos de sus padres. En lugares conflictivos donde la droga es una forma de vida, las instituciones misioneras están realizando un excelente trabajo, mostrándoles la otra cara de la moneda y las directrices para encontrar la recuperación.franciscan_missionaries_in_california

Por ejemplo en lugares como La Pintana, situado en Santiago y conocido por sus índices de delincuencia y drogadicción, existe una congregación que está ayudando a los jóvenes a salir de ese mundo y optar por el camino de la religión. En Rancagua, situado al sur del país también se está desarrollando un excelente plan de acción por parte de las congregaciones de misioneros.

Es de admirar la vocación y ganas de trabajar de estas congregaciones e instituciones de misioneros por un Chile mejor, con nuevas oportunidades y con una fe fortalecida que les ayude en su caminar por la búsqueda de la felicidad.

Chile es un país muy centralizado, donde existen muchas poblaciones discriminadas y aisladas con altos índices de analfabetismo, por ello es necesario llegar a esos lugares remotos y ayudar a los sectores más desfavorecidos, a los niños, a las mujeres y a los ancianos para que tengan una oportunidad de amar y leer y así poder encontrar su felicidad. Que los índices de alfabetización sean posibles en cada rincón del país de Chile.